ENCUENTROS SEMANALES

      ENCUENTROS SEMANALES

                                                                

Su objetivo es ayudar a que los niños hagan Escuela con Jesús y así tengan criterios y mentalidad de misioneros como su Maestro. Consta de cuatro áreas de formación, una para cada semana. Estas son:

1. CATEQUESIS MISIONERA: corresponde al primer encuentro del mes. Pretende ayudar al niño para que pueda dar razón de su fe. Se trata de brindarles contenidos Doctrinales de manera dinámica y creativa.

2. ESPIRITUALIDAD MISIONERA: corresponde a la segunda semana de encuentro y buscamos la manera de meter al corazón lo que aprendimos. Consiste en utilizar la oración y la reflexión para lograr que nuestra alma se vuelva misionera, es decir, que seamos gente que muestre por su manera de comportarse, que Jesús es en verdad nuestro maestro y nuestro salvador

3. PROYECCIÓN MISIONERA o acción misionera: su objetivo es llevar al grupo a realizar una acción dentro de su comunidad, en la que se evidencie la real acogida de los dos encuentros anteriores. Esta proyección tiene dos formas de presentación, puede ver con el aspecto de Evangelización o con el aspecto de Solidaridad.

4. VIDA DE GRUPO: corresponde a la cuarta semana de encuentro. La importancia de este encuentro reside en que los niños y niñas se toman un tiempo para revisar su vida como grupo y fortalecer sus relaciones como familia cristiana. Es básicamente un tiempo de recreación y de fiesta.

¿CÓMO SE ORGANIZAN LOS GRUPOS?

Formamos grupos de doce niños, como los doce apóstoles, para hacer un trabajo más dinámico.
Buscamos un nombre para el grupo, por ejemplo: “Estrellas Misioneras”.
Nombramos un niño-líder que será el encargado de conducir el encuentro, de dar responsabilidades a los demás niños para la preparación de la oración, los dramas y las dinámicas; de preparar el encuentro con el asesor; de vigilar la asistencia y la participación de cada uno de los integrantes.

PARA HACER LOS ENCUENTROS SEMANALES SE NECESITA:

  • Un lugar cómodo y agradable.
  • Una hora que convenga a todos.
  • Materiales de fácil manejo (velas, papel, dibujos, madera, barro, tiza, marcadores, agua, tierra, semillas, piedras, fotografías, aceite, sal, etc.).
  • Dinámicas y juegos que hagan olvidar las tristezas y ayuden a la integración.
  • Mucho ánimo y mucha creatividad.
  • Dramatizaciones de los textos, bien sea como están escritos en la Biblia, o como los imaginamos nosotros, o de lo que sucede  a nuestro alrededor.
  • Talleres sobre los temas, a partir de dos o tres preguntas, que se comparten primero por grupos y luego con todos los demás.
  • Una oración que pone en manos de Dios nuestro trabajo y en la que se pide ayuda para sacar adelante las nuevas tareas y compromisos.
  • Unos cantos que llenen de alegría el corazón.

ACTIVIDADES DEL ENCUENTRO:

  • Se canta el Himno y se saludan como niños misioneros: “¡De los Niños del mundo… Siempre Amigos!”
  • Se comparte la oración
  • Se escucha la Palabra del Señor correspondiente al domingo.
  • Se reflexiona la Palabra escuchada y se sacan las enseñanzas
  • Se comparten las experiencias
  • Se realiza la actividad para ese día (catequesis, espiritualidad, proyección misionera, vida de grupos)
  • Se acuerdan los compromisos para la semana
  • Se juega un ratico con ellos para estrechar lazos de amistad.

¿QUÉ HACE EL NIÑO LÍDER?

  • Cada grupo al organizarse elige un niño líder quien se pone al servicio del grupo. Sus deberes son:
  • Preparar con el asesor y dirigir el encuentro semanal.
  • Motivar a los niños para que cumplan con sus compromisos.
  • Controlar la asistencia.
  • Orar por sus compañeros.
  • Participar en la Escuela de Liderazgo Misionero Infantil (ELMI).
  • Distribuir entre los niños las responsabilidades y tareas.
  • Impulsar a sus compañeros a compartir su fe y su ofrenda.