INSIGNIAS

Las insignias son signos externos por los que expresamos nuestra pertenencia a  la Infancia Misionera.

HIMNO

 

Es la canción que identifica a la Infancia Misionera. Conjuga en sus estrofas los compromisos misioneros de los niños, a la vez que exalta a los modelos y patronos de esta Obra Pontificia. 

EL ESCUDO

Nuestro escudo es una esferita con un mundo adentro, tres niños corren llevando una tea encendida, y alrededor una frase tomada del Evangelio de san Lucas (Lc. 12, 49) que “VINE A TRAER FUEGO A LA TIERRA Y QUIERO QUE ARDA.

La tea simboliza al Espíritu Santo que Jesús da a sus discípulos, como fuego para que iluminen con el Amor y el Evangelio a todas las personas que habitan la tierra.

 

 

LA PAÑOLETA                                                                   

 

Tenemos dos clases de pañoleta: 

Una verde, para niños de 4 a 6 años, y otra que combina el amarillo y el blanco, para niños entre los 7 y los 12 años. La verde significa que apenas es el comienzo de un trabajo y de una siembra de valores y de principios cristianos.

 Corresponde al nivel de TRIGO VERDE.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La amarilla y blanca significa, de un lado, el color de la madurez y de la riqueza espiritual, y de otro lado, la pureza en la que debemos mantener nuestro corazón. Representa además, la bandera del Papa. Corresponde a los niveles deTRIGO MADURO INICIADO Y AVANZADO.

 

 

 

 

 

 

EL CARNET

El carnet es el documento que identifica al niño de la Infancia Misionera. En él aparece el nombre del niño, su dirección, su fotografía, al igual que los compromisos que ha tomado al ingresar a la Infancia. Lo llevan los niños apenas hayan terminado los primeros encuentros de “iniciación”.

 

 

 

 

SALUDO: " ¡ DE LOS NIÑOS DEL MUNDO, SIEMPRE AMIGOS ! "

Este es el saludo que utilizamos en la Infancia Misionera, para recordar que los niños de los cinco continentes son nuestros amigos, y que debemos estar pendientes de sus necesidades para ayudarlos en todo momento y en todo lugar.

La mano derecha se levanta, separando los dedos y entrelazándolos con los de otro niño, mientras el niño líder, el asesor u otro niño grita: DE LOS NIÑOS DEL MUNDO, y los demás contestan: SIEMPRE AMIGOS.